Sobre mi

/ Sobre Mariana

Mariana nació en Montevideo, Uruguay

Soy una curiosa estudiante de la vida. No culminé estudios en ninguna universidad renombrada ya que mi espíritu inquieto y explorador era “demasiado” para los catedráticos de dichas instituciones. 

Me crié en el seno de una familia dónde se desayunaba, almorzaba y cenaba hablando de emprendimientos. 

Ávida por independencia económica comencé a trabajar para una oficina de Bienes Raíces. Allí aprendí los secretos de las ventas, la atención al público y todos lo necesario para animarme a intentarlo sola. 

Siguiendo el espíritu libre que me caracteriza y desafiando todos los usos y costumbres de la sociedad Uruguaya – una sociedad machista y conservadora – abrí mi propio emprendimiento. 

Con muchos altos y bajos, tropezones y la fortuna de cruzarme con grandes mentores, logré establecerme, adquiriendo una reputación sólida en el mercado local e internacional. 

Obsesionada con la excelencia, en un país dónde la mediocridad reinaba, logre destacar por estar siempre tecnológicamente  a la vanguardia.

En mi casa nunca se hablaba de fracasos, solamente de intentos. No se hablaba de depender de otros ni del estado, se hablaba de cómo lograr mayor independencia. 

Al crecer inmersa en ese ambiente  dónde a diario se tomaban decisiones, se asumían riesgos y se identificaban oportunidades creí que eso era lo normal. 

Con el correr de los años me di cuenta que no era así.  Que la mayoría de la gente vivía sumida en el temor, la dependencia y la inseguridad.

Es por eso que decidí transformarme en mentora, madre-emprendedora para inspirar, acompañar y ayudar a desaprender esa visión limitada de mundo, y aprender a descubrir oportunidades donde otros ven caos y problemas. 

Esa es mi pasión. Desarrollar el espíritu emprendedor en todas aquellas personas que no han tenido el privilegio de mamarlo en sus casas y hoy están dispuestas a hacer todo lo necesario para aprenderlo.

En 1999, con la llegada del internet también llegó el amor. Tiempo más tarde se mudó a Edmonton, Canadá. Fue duro descubrir que la «Mariana exitosa», que existió en Uruguay, se había desvanecido. «Elegí ver este momento como un lienzo en blanco, muchos colores y tiempo para pintar una nueva versión de mí misma». Su espíritu emprendedor la llevo a crear un nuevo negocio que en 2015, vendió en su apogeo, retirándose a los 48 años.

0 +

Años de experiencia

/ Trabajemos juntos

De esta forma me gusta Trabajar

Es un proceso experimental ….

01.

Conozcámonos

Me encantaría conocer tu mundo

02.

Tengamos una cita

Tomémonos un cafecito

03.

Escuchémonos

Nuestras historias y cuentos

04.

Creemos amistad

Con mucho respeto

/ Mi experiencia y

Algunas de mis Habilidades

Aprendizaje experiencial
100%
Coaching
92%
Comunicación
93%
Franqueza
97%
Magia
94%
Empatia
90%
Generosidad
93%
Compromiso
99%
Pasión
93%